sábado, 13 de abril de 2013

Introducción a Ciencias Sociales.



Las ciencias sociales estudian al hombre que vive en sociedad, el “animal político” de Aristóteles, analizando los grupos humanos, las colectividades, las comunidades. La noción del grupo humano es difícil de precisar; una simple aglomeración de individuos no constituye una verdadera colectividad (cuadro 1) decir que las ciencias sociales estudian “al hombre que vive en sociedad” y  por otra que analizan “los grupos humanos”, no es afirmar la misma cosa; ambas expresiones no son sinónimas, las ciencia sociales se encuentran todavía divididas por graves conflictos que conciernen a su mismo objeto y noción.
En primer lugar se trazará el desarrollo histórico de las ciencias sociales, ello  permitirá situar las discusiones acerca de su objeto y noción, se tratará de definir los caracteres generales de los fenómenos sociales. La definición de las ciencias sociales como “ciencias de los fenómenos sociales” es  la más general y la más neutra, y da lugar a discusiones acerca de la noción de los “fenómenos sociales”.
La primitiva confusión entre ciencia social y filosofía social.
En un primer momento se pretendió determinar las reglas de la sociedad como debería ser (filosofía social), más que analizar la tal como es (ciencia social).  Es decir, la actitud de estos primeros pensadores era totalmente moral y por así decirlo poco científica debido a que no se preocupaban por analizarla tal como era, esta actitud que persistió durante siglos.
Hasta el siglo XVIII el número de autores el que predomina el punto de vista científico sobre el filosófico es ínfimo pero a partir del siglo XIX  la proporción tiende a invertirse y el punto de vista científico empieza a predominar.
El predomino del punto de vista filosófico y moral
La ciencia social, en su estado primitivo, se encuentra inmersa  en una serie de consideraciones normativas, de carácter social o filosófico. La parte de observaciones científicas respectó de las consideraciones normativas, es mayor o menor según los autores; predomina el punto de vista normativo, que orienta la actividad del investigador e incluso dirige su investigación, las primeras teoría científicas son reflejos de doctrinas metafísicas y morales y de posiciones aprioristas.
La aportación de este periodo primitivo al desarrollo de las ciencias sociales es importante. Muchos de estos autores poseen un agudo sentido de la observación  y se esfuerzan en aplicarlo. El ambiente normativo y metafísico no impide el análisis preciso de las realidades ni el desenvolvimiento del método comparativo; se pueden distinguir

dos temperamentos intelectuales: uno que se inclina a la reflexión sobre los hechos ya conocidos, y otro más inclinado hacia la investigación de hechos nuevos.
Las etapas fundamentales.
Recordaremos algunos jalones fundamentales. Señalaremos por una parte, la conexión con las doctrinas metafísicas y, por otra, la oposición casi permanente entre los dos temperamentos de investigador: filósofos y observadores.
Antigüedad: la oposición encarnada en la dualidad Platón- Aristóteles (Cuadro 2).
Platón es esencialmente filósofo, y el razonamiento abstracto constituye su instrumento fundamental de análisis. Aristóteles posee un notable talento de observador y su reflexión filosófica se basa en extensas y variadas investigaciones concretas, a pesar de ello, el desarrollo intelectual de Aristóteles es ante todo filosófico y su metafísica se halla en la base de su concepción de la sociedad. Por otro lado en Platón hallamos un “esfuerzo para tratar científicamente los hechos económicos y sociales” y tiene conciencia de la importancia de las condiciones geográficas, demográficas y económicas de la vida social.
La Edad Media, la filosofía social como la religión cristiana y la  moral.
Los métodos escolásticos acentúan la tendencia al predominio del razonamiento sobre la observación de los hechos, los principios básicos del cristianismo y especialmente los dogmas del pecado original y de la redención, conducen a una concepción histórica de la sociedad.
El Renacimiento y la Reforma.
Estos procesos transformaron el ambiente intelectual aunado con los grandes viajes transoceánicos que dan a conocer sociedades nuevas, que favorecen naturalmente las tendencias experimentales. “El príncipe” de Maquiavelo (Cuadro 3) y “La república” de Jean Bodin son más realistas que filosóficos. Por otra parte  nace en Italia con el nombre de “estadística” una ciencia descriptiva del Estado, precedente de nuestra actual ciencia política. Los primeros relatos de los primeros viajes exóticos aportan  nuevos materiales de observación y despiertan la curiosidad por lo concreto pero la tendencia general sigue siendo más filosófica que científica.

Los siglos XVIII y XIX: la constitución de una ciencia social autónoma.
En el siglo XVIII las obras de carácter realista-observador se hacen más frecuentes y aparece la idea de una rigurosa separación entre la ciencia y la filosofía: nace también la idea de que los fenómenos sociales poseen un carácter de regularidad y que por lo tanto

están sometidos a leyes naturales más o menos análogas a las que gobiernan el universo físico, sin embargo, la elaboración de esta concepto de leyes sociales constituye un progreso decisivo, la ciencia tiene precisamente por fin la investigación de dichas leyes por métodos experimentales .
La aportación del siglo XVIII:
En el siglo XVIII continua predominando la tendencia a estudia los hechos sociales desde el ángulo filosófico, investigando más bien lo que deben ser la sociedades humanas que lo que son. Esta tendencia inspira “El contrato social” (1762) de Rousseau, el cual declaró: “Yo busco el derecho y la razón, y no discuto los hechos”.
El desenvolvimiento de las obras fundamentales en la observación.
“El espíritu de las leyes” (Cuadro 4) de Montesquieu  puede considerarse como el primer tratado de sociología política: la concepción de las leyes sociales y al afirmación “aquí se dice lo que es, y no lo que debe ser” delatan una firme voluntad de observación científica. El desarrollo de las ciencias sociales objetivas se efectúa en tres direcciones principales:
1.      En la de la economía política que la escuela francesa de las fisiócratas y la escuela inglesa de Adam Smith constituyeron como ciencia autónoma.
2.      En la estadística matemática que sirve de base a los primeros trabajos demográficos.
3.      En el estudio comparativo de los diferentes pueblos, basado en los relatos de los viajeros y exploradores que constituyó la base de la antropología y la etnografía.
El  primer rasgo característico del siglo XVIII es la multiplicación de las obras de carácter propiamente científico. El segundo reside en la progresiva elaboración de la idea de que los hechos sociales están sometidos a ciertas leyes: leyes físicas relativas a la sociedad. Montesquieu las había definido como “relaciones necesarias que derivan de la naturaleza de las cosas”.
El concepto de leyes sociales se fue desligando progresivamente del de una orden providencial, el problema de saber cuál es el fundamento de las leyes sociales, si la providencia divina o la “naturaleza de las cosas”, pertenece a la metafísica,  la ciencia se limita a comprobar la existencia de “regularidades”, de “relaciones necesarias” desde su aparición, el concepto de leyes sociales se desarrolló en tres direcciones diferentes: leyes estadísticas (cálculo de probabilidades), leyes históricas (expresan el desarrollo de la humanidad) y leyes análogas a las universo físico.


I.2.- DESARROLLO DE LAS CIENCIAS SOCIALES EN EL SIGLO XIX.
L
a creación de las múltiples ciencias sociales fue parte del intento general del siglo XIX de obtener e impulsar el conocimiento objetivo de la realidad con base en los descubrimientos empíricos (científicos) contrario al conocimiento especulativo o filosófico. Durante esta etapa de la conformación del pensamiento científico se intentaba “aprehender” la verdad, no inventarla o intuirla. Resulta correcto pensar que el proceso de institucionalización de este tipo de actividad de conocimiento no fue simple ni directo.
Tampoco estaba claro cuál era el mejor camino hacia ese conocimiento, es decir qué tipo de epistemología sería más fructífera o legítima. Tampoco está claro como se iban (o en donde) a clasificar a las nuevas ciencias del hombre, como se les conoció en sus inicios a las ciencias sociales, debido a que algunos las catalogaban como “tercer cultura” entre la ciencia exacta y las artes.
La historia intelectual del siglo XIX está marcada por la disciplinarización y profesionalización del conocimiento, por la creación de estructuras institucionales permanentes diseñadas tanto para producir nuevo conocimiento como para reproducir a los productores de conocimiento.  La universidad revivió y se transformó. La facultad de teología perdió importancia o fue sustituida por un departamento de asuntos religiosos dentro de la facultad de filosofía. La facultad de medicina conservó su papel como campo profesional específico y asumió la vanguardia en el conocimiento científico aplicado. Fue principalmente en la facultad de filosofía y en menor grado en la facultad de derecho en donde se construyeron las modernas estructuras del conocimiento. Era a esa facultad que ingresaban los estudiantes tanto de las artes como de las ciencias naturales y fue allí que se construyeron sus múltiples estructuras disciplinarias autónomas.
Lo más importante y en lo que se debe hacer especial énfasis es donde se produjo esa institucionalización. La actividad en las ciencias social durante el siglo XIX tuvo lugar principalmente en: Gran Bretaña, Francia, las Alemanias, las Italias y Estados Unidos.
Hasta hoy, la mayoría de las obras del siglo XIX que todavía leemos fueron escritas en uno de esos cinco países. Otra cosa que se debe resaltar fue que en el curso del siglo XIX se propusieron un gran número y diversos conjuntos de nombres de “temas” o “disciplinas”. Esos nombres, que examinaremos en esta asignatura, fueron principalmente: historia, economía, sociología, ciencia política, derecho y antropología


Marxismo.
El materialismo histórico es el método desarrollado por Karl Marx para interpretar los fenómenos sociales así como su desarrollo, además de constituir la base sobre la cual se asiente su teoría de la Historia y del desarrollo de las sociedades humanas a través de diversas etapas conocidas como modos de producción.

Este método y teoría de la historia reconoce que la historia de la humanidad es un proceso único en el que no se dan repeticiones y que obedece a leyes susceptibles de ser descubiertas. La base de la teoría marxista es de carácter hegeliano.

Hegel, a través de la aplicación de las leyes de la dialéctica, reconoce que el desarrollo histórico de la humanidad es un proceso de contante enfrentamiento y choque, y que cada momento histórico es nuevo en el sentido de que posee características nuevas.

En él, se verifican nuevas combinaciones de características conocidas, pero a pesar de ser único e irrepetible se despliega del estado anterior, en obediencia a las mismas leyes, del mismo modo que este último estado deriva del anterior. Para Hegel este despliegue de procesos históricos es producto del Espíritu Universal que se auto despliega, el interno conflicto cuyos elementos se tornan concretos en los conflictos religiosos, las guerras nacionales y demás movimientos o procesos cada uno de los cuales es la encarnación de la Idea. Desde el punto de vista positivista, Hegel es un filósofo del estadio metafísico debido a que le otorga a una entidad metafísica y abstracta (Espíritu Universal) el papel de motor de la historia y por lo tanto es una postura idealista.

Marx por el contrario basó su propuesta teórica sobre cimientos materiales. Para él, la única región posible en la que han de buscarse los principios de la dinámica histórica ha de ser una que esté abierta a la inspección científica, a la norma empírica. Marx sostiene que puesto que los fenómenos que han de explicarse son los de la vida social, la explicación debe residir en la naturaleza del contorno social que constituye el contexto en el que los hombres viven sus vidas. De esta manera para Marx, Hegel fincó los cimientos al percibir que la historia de la humanidad no era producto de una evolución suave y detenida por ocasionales retrocesos, sino producto de una tensión continua entre fuerzas antagónicas que garantizan su incesante movimiento de avance.

Partiendo de esta base tanto Marx como Federico Engels tomaron esta postura dialéctica de Hegel pero con un sustento materialista y no abstracto metafísico.

De esta manera los conflictos no son resultados de despliegue del Espíritu Universal, sino de clases económicamente determinadas, es decir, clases sociales. Los hombres  logran subyugar el mundo, y este dominio no se da solamente con el pensamiento (filosofía, religiones, cosmovisiones) sino a través de la actividad práctica (praxis), del trabajo y de la constante transformación del entorno como de las propias personalidades, a través de un proceso en el cual se conjuga tanto el pensamiento (teoría) como la practica transformadora (praxis) en una unidad que guía el actuar de los hombres. El trabajo transforma el mundo del hombre, y también a este. La historia de la sociedad, es la historia de los trabajos inventivos que modifican al hombre, modificando sus deseos, costumbres, perspectivas, sus relaciones con otros hombres y con la naturaleza física.  Entre las invenciones del hombre figura la división del trabajo, que surgen las sociedades primitivas e incrementa en gran medida su productividad, creando más riqueza, y procurando la satisfacción de necesidades inmediatas a largo tiempo. Tal acumulación crea la posibilidad del ocio y por lo tanto el surgimiento de la cultura. Pero esta acumulación también crea el medio de privar a otros de beneficios, de intimidarlos, de obligarlos a trabajar para los acumuladores de riquezas y de esta manera dividir a los hombres en clases, los que controlan (poseedores) y los controlados (desposeídos). el Marxismo es la doctrina del proletariado, pues con su crítica al sistema capitalista no sólo creó elementos para la producción del conocimiento sino que es un incentivo científico para solucionar las situaciones de injusticia.


 ESTRUCTURAL-FUNCIONALISMO.

Los principales postulados mediante los cuales el estructuralismo-funcionalismo (Cuadro 10)  trata de explicar el desarrollo de la vida social son:
·         Establecer una analogía de la vida orgánica y la vida social. Tal como modelo las funciones de los organismos biológicos para aplicarlas a los organismos sociales.
·         Las funciones realizadas por los grupos sociales tienden a hacerse más especializadas, interdependientes y eficaces a medida que la sociedad crece y se desarrolla en niveles más complejos de organización.
·         Las acciones conscientes e inconscientes de los individuos provocan una movilidad y función de la sociedad. Este postulado se refiere a la movilidad como la acción o función que desempeña un individuo, según el estatus social, la cultura imperante y el grupo social al que pertenece. Estas acciones conforman la serie de funciones que dentro de la sociedad realiza un individuo.
·         Para el estructural funcionalismo lo importante son los individuos.
Las estructuras son redes estables de relación entre los hombres, que encausan y condicionan las diversas conductas de los individuos como de grupos para cumplir determinadas funciones necesarias a la propia entidad social y a la sociedad.

Son las estructuras las que dan forma a la sociedad al vertebrarla y organizarla para cumplir determinadas funciones. El conjunto de las estructuras integra un sistema social. El concepto de estructura hace énfasis en relaciones estables y duraderas y por lo tanto estáticas. De ahí la necesidad de integrar un elemento dinámico que es el concepto de función. La finalidad de la función es determinar que elementos cumplen una actividad integradora (funcional) dentro del entramado estructural. Los elementos funcionales son llamados así porque tienden al mantenimiento, a la conservación del orden social.
Los fundamentos del Estructural Funcionalismo consideran que la desigualdad y diferencia económica en la sociedad se da en forma natural entre los individuos que la integran; diferencias marcadas de acuerdo con las capacidades individuales, las condiciones en que se nace y las posibilidades de desarrollo que los conducen automáticamente a posiciones distintas en la escala social, es decir, a mayor desarrollo individual mayores beneficios generados por la sociedad; por el contrario, el menor desarrollo de los individuos es a menores beneficios sociales.

Para los estructural – funcionalistas el desarrollo de las capacidades individuales no se da de manera espontanea; Su optimización exige del individuo esfuerzo, inteligencia, voluntad y pasar todos los obstáculos que se le presenten, es decir, los intereses de los demás individuas, que de igual manera pretenden triunfar en la sociedad. Estas relaciones entre los individuos, por naturaleza, relaciones de competencia, de lucha entre personas que persiguen su propio beneficio. En esta competencia triunfan los mejores, los más fuertes, los mejor dotados.





domingo, 12 de febrero de 2012

Tabla A y B de criterios de evaluación de tareas y trabajos.

Tabla A.  Tabla de tareas y trabajo final de acuerdo a las competencias a desarrollar.  “Se expresa y se comunica.”
Examen Final: 45 puntos.
Objetivo:

Permite evaluar si el alumno desarrollo   las competencias disciplinares propuestas por el profesor al principio del curso.
Tareas: 25 puntos.

Todas las tareas realizadas durante el curso se integraran en una carpeta de color rojo (con nombre, grupo y asignatura).
Objetivo:

El alumno pasará en limpio las notas que tomó en clase, el alumno debe considerar agregar imágenes que ilustren los conceptos difíciles de entender
Competencias genéricas:
        Expresa ideas y conceptos de los temas vistos en clase e infiere ideas a partir de ellas, que le ayudarán en clases posteriores.
Trabajo final: 30 puntos.
Rectificación y comprobación de lo visto en clase.
El trabajo final se entrega quemado en un CD-ROM.

Los dos primeros avances del trabajo final se entregan los dos primeros viernes al buzón-e: ram.mtz.jorge@hotmail.com

El último jueves del curso se envía al buzón-e y se entrega impreso y engargolado.

Objetivos:
A través de la redacción de las notas hechas en clase, el alumno verificará la información emanada de la clase.

Al ser una materia de carácter teórica,   el alumno deberá aclara los conceptos teóricos a través de imágenes.

El alumno  hará frente a la necesidad de utilizar diversos recursos electrónicos como son el procesador de textos de Microsoft Word y la Internet, herramientas que le permitirán expresar y comunicar de forma clara y simple sus resultados.

Competencias genéricas:         Aplica distintas estrategias comunicativas según quienes sean sus interlocutores, el contexto en el que se encuentra y los objetivos que persigue. Identifica las ideas clave en un texto o discurso oral e infiere conclusiones a partir de ellas.


         Maneja las tecnologías de la información y la comunicación para obtener información y expresar ideas.


.        



                   
Tabla B.
CRITERIOS PARA EVALUAR EL TRABAJO FINAL.
(Deberá realizarse en Word y guardar como 97-2003)
Coloque una “x” en el lugar correspondiente.
Todas las notas de clase con sus respectivas fechas, la omisión de cualquier nota reducirá el puntaje final, independientemente de la justificación de faltas.
Si (   )      No (   )
Notas de enriquecimiento: conceptos o explicaciones extraídos de otras fuentes, ya sean libros de consulta o páginas de Internet que verifiquen y enriquezcan los conceptos y la información vista en clase.
Si (   )      No (   )
Entrega semanal de comprobante de envió de correo impresa directamente de la bandeja de entrada del alumno.
Si (   )      No (   )
Referencias de fuentes impresas (libros, enciclopedias) ó páginas electrónicas; se citaran de forma numerada dentro del texto. Por ejemplo:
2 Weber Max, Historia Económica General, FCE, México, 2001.
Si (   )      No (   )

          Carátula: ITECEM, Asignatura, Nombre alumno, Grupo y fecha.
Si (   )      No (   )
         Figuras o imágenes que clarifique conceptos difíciles de la asignatura
Si (   )      No (   )
         Cuadros sinópticos
Si (   )      No (   )
         Mapas mentales.
Si (   )      No (   )
         Biografías de los principales teóricos (Karl Marx, Augusto Comte, Emilio Durkheim y Max Weber)
Si (   )      No (   )
         Glosario.
Si (   )      No (   )
         Guardar como 97-2003 en Word.
Si (   )      No (   )